468x60 Ads

domingo, 25 de noviembre de 2007

Aeróbicos abominables

Agradezco a Dios haberme dado una figura lineal, cero grasa, cero colesterol, no celulitis, no rollos saliendo de mi cintura. Mi problema es el contrario, adelgazo muy fácilmente, y cuando estoy reflaca, es divertido comer y comer lo que me gusta, hasta recuperar mi nalguita y mis tetitas redondas. Bien, una vez aclarado ese punto, y elevada una vez más mis alabanzas a Dios por haberme hecho flaca, quiero expresar mi desagrado absoluto a las clases de aeróbicos, específicamente a las dirigidas a los estratos populares (al que pertenezco, sin duda, no soy ninguna pelucona que vive vía a Samborondon). Para los días domingos en la ciudadela proletarial en la que vivo, la Asociacion Pro Mejoras de la Cooperativa Somos Pobres pero Honrados, ha organizado clases de aeróbicos que empiezan desde las 8 de la mañana, hora a la que muchas veces recién nos estamos acostando. Empiezan a desfilar señoras de la cuarta edad, con sus abdomenes forrados con fundas negras (¿de basura?), su pelo recogido con sudaderas a lo Olivia Newton John, pantalones licras hasta más arriba de las rodillas... tambien las hay jóvenes, pero estas dejan ver orgullosamente sus guatas, exhiben sus muslos llenos de celulitis sin ningún pudor. Ellas no suelen recogerse el pelo. Bueno, estoy describiendo lo que veo, no me dirán malvada. Bien, a mi me importa muy poco como lucen las demás personas, siempre he recalcado NO SOY PERFECTA, mi belleza dista mucho de ser clásica. No es de la apariencia física de lo que trata este post satánico en mi blog nice and sweet. Es de mi odio abierto a las clases de aeróbicos. Pues como sabemos la proporción de gente con sobrepeso vs. gente delgada es de 8 a 1. Y como sabemos en mi lindo Ecuador, las comidas típicas son grasientas y saturadas, hay mercado suficiente para aquella expiación dominical que sumada a la misa del cura de la parroquia que insiste en poner su musica de iglesia a todo volumen hacen que mis domingos sean de todo menos "para guardar". Notese la falta de coordinación de ideas en este feo post, producidas por la interrupción de mi sagrado sueño.

Sigamos... Una vez instaladas las chicas pasaditas de peso, empieza la "música", si es que así puede llamársele a los horribles ruidos provenientes de unos parlantes enormes, que no van a durar dos semanas más (pues un domingo de estos, enloquezco y les caigo a combazos). Dicha pseudo música no son otra cosa que "covers" alterados de canciones de moda. Es muy fácil, cualquier dislley novato puede hacerlo: se le aumenta la velocidad a la música y se hace enfasis en los tonos bajos para que su "bum bum bum" haga resonar todo el barrio. ¿Recuerdan los longplays? Habia que ponerlos a 33 rpm. Pues esto sonaba como si a un LP se lo ponía a 75 rpm. El momento álgido de la mañana fue cuando escuché "Smell Like Teen Spirit" a 100 rpm! Supongo que Saint Cobain se revolcó en su cripta. ¡Castigalos Señor! El entrenador, un tipo de 1,60m de estatura, cuerpo de cangrejo (pero de los pata gorda, como los que venden en Naranjal), y voz estridente, vocifera en el micrófono: "3, 2, 1, jala más, eso, eso, sip, 3 más, vamos, vamos, sip"...

Se extienden en la brincoteadera por 3 horas, supongo que la cancha donde se instalan debe anegarse de sudor, ya para entonces el sol empieza a brillar en todo su esplendor equinoccial. La música continúa. No sé si nadie se ha infartado aún, pues yo con solo escuchar la versión aerobics de "No controles" de Flans, acelera mi corazón y mis niveles de estress llegan a un punto extremo. Los ruidos se mezclan con la música de la iglesia: "Hoy he vuelto madre a recordar..." No quiero ser blasfema pero, me parece más pecaminoso importunar a los demás con música a todo volúmen, que ser madre soltera y no ir jamás a misa.

A las once y media finalmente regresa el silencio divino. Las gorditas se empachan de las tripitas fritas que expenden vendedores apostados en los bordes de las canchas. Empiezan a desfilar nuevamente de regreso a sus casas, a preparar la fritada dominical. Total, el otro domingo tienen clases de "step".

Cochecito bebé Jane
Golf Resort
invertir budapest
perros de busqueda
videncia 24 horas
comprar verduras
mudanzas en barcelona
despedida de soltera en Sevilla
bajar de peso
Cochecito bebé Jane
invertir budapest
perros de busqueda

3 comentarios:

  1. He visto esa clase de espectaculos aca tambien, como soy medio desgraciado suelo comprarme algun postre y me paseo en medio de la muchedumbre, hazlo alguna vez, es un cague de risa

    ResponderEliminar
  2. jajajaja que cague de risa pitonizza, yo recuerdo hace años (nose si todavia lo hagan) solian haber los aerobicos los domingos en la carolina, yo vivia cerca al parque y salia en mi bicicleta y era un cague verles "tratando" de hacer los aerobicos jiji la verdad tambien doy gracias a Dios por ser flaca......

    ResponderEliminar
  3. bueno, yo creo que es bueno para esa gente, es una actividad además de deportiva social, ambas cosas necesarias sobre todo en la cuarta edad jejejeje Cesar Millan

    ResponderEliminar

Por favor lee las políticas que rigen en este blog antes de emitir tus comentarios. Comentarios Off Topic son eliminados sin piedad (no me molesto en leerlos)
Gracias por participar en New Life

Ratings by outbrain