468x60 Ads

domingo, 29 de junio de 2008

El secreto del dinero

Se han escrito aproximadamente 417.519.456.854 libros al respecto, y cada minuto esta cifra se duplica. Todo el mundo parece conocer el secreto, pero ¿cuál es el secreto realmente? ¿Hay algo nuevo bajo el sol?

Todos estamos de acuerdo en que el dinero no es todo en la vida ni compra la felicidad. Sin embargo, la tranquilidad que da el tener un fondo de reserva para los gastos e imprevistos es algo que realmente nos mueve a trabajar con ahínco. El sistema en el que vivimos de intercambio de bienes y servicios por dinero nos motiva a buscar acumular fortuna. Pero es precisamente ahí donde radica el error.

Mientras exista una conciencia de escasez veremos de lejos la prosperidad. Quejarse por la falta de recursos, de la recesión, del gobierno de turno, de la delincuencia, de los altos intereses, de los bajos ingresos por Adsense, de que nadie compra por Internet, de que ya no hay sueldo que alcance, de que no se puede vivir del blog, de que todos andan estafando por ahí... en fin, me aburro enumerar todos comentarios que llegan a mis oídos. Tengo un trabajo independiente, me siento realizada con ello, aparte de mis blogs -que dicho sea de paso, me apasionan-. Destierro de mi vocabulario toda idea de negatividad y pesimismo, sé que algún día mis ingresos solo por cuenta de Adsense me permitirán pagar el hosting, comprar más dominios, en fin. Aún no es tiempo, todavía mis ingresos son modestos. Todavía. Ya llegará el día.

Sin embargo, no con esto quiero decir que solo es cuestión de esperar sentada, visualizando billetes con la cara de Benjamin Franklin, para volverme millonaria. Nadie se hace rico solamente visualizando. Ojo, he dicho solamente. Porque de hecho me veo en diez años (o tal vez menos) mimandome en mi propio jacuzzi, con un mayordomo musculoso dándome masajes... Pero no me la paso soñando. Trabajo por mi futuro jacuzzi, y mi esclavo sexual (¡ja!)

Recordemos la parábola en la que el jefe le dio talentos a cada trabajador, y cada uno debía explotar esos talentos para "devolverlos" al final. Todos invirtieron, todos aumentaron en mayor o menor medida. A excepción del cobarde, que por miedo a perder su talento, lo enterró y lo devolvió intacto. Así ocurre con muchas personas. Ocultan su talento, prefieren trabajar de 9 a 5 para un jefe mandón, conformandose con un sueldo paupérrimo. Aquello no le gusta a Dios. Dios no está en contra de la riqueza. En el paraíso terrenal no faltaba nada. Solo que cuando el hombre fue expulsado, ahora debia ganarselo todo con el sudor de su frente. Trabajando. Y tras un buen trabajo, el dinero, el éxito y la prosperidad están garantizados.

El dinero es circulante. No hay que acumularlo bajo el colchon. Reinvirtiendo, donando, ahorrando (que no es lo mismo que guardando), la fuente de dinero será inagotable.

Es mi esotérico y humilde punto de vista. ¿Estás de acuerdo con mi posición? ¿Trabajas por el dinero o esperas un golpe de suerte? O lo que es peor, ¿vives resignado a la pobreza eterna?

2 comentarios:

  1. :(
    Yo soy la típica que guardo la plata bajo el colchón porque le tengo terror a la pérdida de dinero. Y al paso que voy me estaré comprando un carro dentro de seis años.

    ResponderEliminar
  2. Por si no la han visto todavia, les recomiendo "El Dinero es Deuda" en
    http://video.google.com/videoplay?docid=6390521393868780179
    donde se explica el porque no es prudente endeudarnos

    ResponderEliminar

Por favor lee las políticas que rigen en este blog antes de emitir tus comentarios. Comentarios Off Topic son eliminados sin piedad (no me molesto en leerlos)
Gracias por participar en New Life

Ratings by outbrain