468x60 Ads

viernes, 17 de octubre de 2008

El poder creador de la palabra

Una de las leyes metafísicas más fáciles de entender y aplicar es el Principio del Mentalismo. Todo lo que nos rodea fue imaginado primero antes de manifestarse en su forma física. Para quienes creemos en la existencia de un Dios, sea como fuere que lo llamemos, tenemos la convicción de que este Ser fue el inicio, origen y motor de la vida tal como la conocemos. Incluso las personas más escepticas, creen en las leyes físicas, confian en ellas, no ponen en duda la ley de la gravedad, la atracción y el magnetismo, la fuerza centripeta... en fin.

La palabra surge del ser inteligente como expresión de una idea abstracta y/o concreta que intenta manifestar, comunicar. Y de hecho, la palabra crea. El berreado dicho de "piensa positivo" se basa también en este principio. Al dejarnos vencer por el miedo, el temor nos lleva a creer en la terrible crisis económica que está mermando el estilo de vida de todos, que habrá un desajuste en el presupuesto en cuanto el precio del petróleo caiga, que la crisis bancaria en EUA hará tambalear la economía mundial, y nos sumirá en una época de desesperanza, pobreza y hambre. ¿Se te hace conocido este panorama? Muchos lo pintan así, y los noticieros martillan esa idea de miedo hasta cristalizarla en la mente popular, volviendo realidad justamente estos hechos temidos.

¿Y si vieramos la crisis económica con otros ojos? ¿Y si la tomamos como la oportunidad de dejar atrás el modelo económico basado en la avaricia? La crisis que vivimos puede ser el inicio de una nueva vida, una etapa llena de abundancia, riqueza y fortuna. Estamos mudando de piel, y eso puede doler.

Debemos cuidar nuestras palabras. Hagamos el siguiente experimento. Por un par de semanas, anota en una libreta pequeña todas las frases, alusiones, palabras y pensamientos que denoten pobreza, pesimismo, desesperanza, desobligo, miedo, escasez. Anota la fecha, hora y circunstancia para que vayas descubriendo un "patrón". Una vez que lo has concientizado, podrás ir cambiando ese patrón. No permitas tampoco que tus palabras sirvan para herir a otros, tratar de hacerlos sentir culpables o intentar manipularles.

Haz que tus palabras construyan, que no te alejen de tus objetivos. Envía bendiciones a quienes te envidian. Perdón a quienes te han hecho daño. Preparate para esta nueva era que ya se está haciendo evidente. ¡Y cuida tus palabras!

1 comentario:

  1. Hay que buscar el equilibrio entre la inocencia y la malicia, para evitar ser victima de las circunstancias; por ejemplo ahora que ya se estan gastando los 700 billones que pidio Bush, y que estaba supuesto a ser suficiente para resolver la crisis de wall street, Bernanky ya esta pidiendo mas dinero para la misma crisis, empujando para que se haga antes de que termine el periodo de Bush ...eso ya es abuso a la inocencia!

    ResponderEliminar

Por favor lee las políticas que rigen en este blog antes de emitir tus comentarios. Comentarios Off Topic son eliminados sin piedad (no me molesto en leerlos)
Gracias por participar en New Life

Ratings by outbrain